Sin comentarios aún

Una ojeada a las tecnologías emergentes en 2016

IOT, ​​Wearables, Realidad Virtual e Impresión en 3D; Una serie de analistas de CONTEXT, comparte sus puntos de vista sobre las tendencias tecnológicas emergentes en 2016

El mundo de la impresión 3D seguirá cambiando en el año 2016

En 2016 las grandes marcas de IT estarán pendientes del mercado de la impresión 3D, aunque todavía no estén vendiendo estos productos. Aunque la mayoría de los ingresos en el espacio de impresión 3D provienen de la gama alta industrial y profesional del mercado, con marcas como HP, Canon , Ricoh , Toshiba Máquinas, el mercado de las impresoras de escritorio personales 3D también está cambiando. Por ahora ninguna compañía importante de IT ha anunciado grandes planes para entrar en este lado del mercado en un futuro próximo, pero en el CES 2016, Polaroid lanza su nombre al ring y se espera que otros le sigan.

La impresora 3D de escritorio personal está todavía fragmentada regionalmente. Aún no ha surgido un líder del mercado mundial, pero XYZprinting lleva, actualmente, esa bandera, después de haber tomado distancia con la anterior MakerBot (ahora propiedad de Stratasys). En un futuro cercano, al parecer, a ambos lados de la industria de la impresión 3D, se verán multitud de cambios.

El internet de las cosas – necesitamos más educación sobre sus beneficios…

Durante los últimos años, la gente ha estado prediciendo que al año siguiente se anunciaría el gran despegue del Internet de las cosas, sobretodo en el ámbito del hogar. Sin embargo, el 2016 será un año de progreso constante, en lugar del “año” para el Internet de las Cosas que muchos están pronosticando.

Lo que vamos a ver es más empujones entre las que tratan de reafirmar su posición en el mercado. Lo harán principalmente con dispositivos de un solo uso – luces inteligentes, cámaras IP, sistemas de sonido y termostatos. Parece que todavía no va va a surgir un ecosistema dominante. A pesar de ello, Samsung SmartThings, Google Nido, Apple Homekit, AllSeen Alianza, Amazon Eco y otros lo intentarán en 2016.

Mientras que los estándares de los productos no mejoren, caigan los precios, y haya un mayor nivel de educación sobre los beneficios de internet de las cosas, no se llegará al gran público. Nuestra reciente encuesta sobre el Smart home refuerza esta afirmación: el 63% de los europeos todavía no entienden el concepto de “casa inteligente” mientras que el 37% restante no ven beneficiosos los productos Smart home.

…y un progreso constante en wearables

Por ahora no vemos que en el 2016 vaya a haber ninguna revolución en el mundo de los wearables. ¿Apple Pay? ¡Venga ya! La gente no está cansada del clásico uso de las tarjetas. Esto es un problema para aquellas empresas que quieren atraer al consumidor al internet de las cosas; simplemente no hay muchos problemas que queden por resolver.

Por supuesto que las empresas continúan construyendo con éxito soluciones para los innumerables retos a los que nos enfrentamos cada día, como sacar la cartera o levantarnos para apagar las luces, pero no vemos que aparezca una solución única como el  Smartphone. Más bien, esperamos una integración más gradual en los próximos años de los wearables con el resto del internet de las cosas.

La realidad virtual – más importante el contenido que la publicidad

2016 va a ser el año de los productos de realidad virtual y comenzarán a rodar en el mercado, pero no serán como una bola de nieve. En CES, Oculus ha anunciado la fecha de lanzamiento de su auricular y accesorios, pero su precio de £ 500 nos parece bastante alto. Para los que hemos estado esperando casi toda la vida un juego envolvente – desde el ascenso y la caída de la Virtual Boy – los próximos tres meses deben ser suficientes para ahorrar. Sin embargo, la gran mayoría de los consumidores, que aún no han sido capaces de experimentar sentados en la cabina de Millennium Falcon y encontrar la fuerte melena de Chewie, verá la tecnología como una curiosidad de lujo.

Oculus CEO Palmer Luckey recientemente habló en defesa de su política de precios, indicando que no quieren renunciar a la calidad de la primera generación de audífonos. Parece que las lecciones de Virtual Boy se han aprendido: el contenido es más importante que el bombo publicitario.

Los comentarios están cerrados.